La expansión internacional y la aprobación pontificia

El fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945 iba a permitir la expansión internacional del Opus Dei. Con todo, durante el conflicto algunos jóvenes del Opus Dei la habían iniciado ya, aunque limitadamente, en Portugal e Italia. Esa expansión requería pasar del régimen diocesano al pontificio. Por eso, san Josemaría se trasladó a Roma en 1946, fijando allí su residencia hasta el final de sus días. En 1947 y 1950 Pío XII otorgó al Opus Dei las oportunas aprobaciones canónicas. Esto facilitó su difusión universal. Además, permitió que personas casadas pudieran ser miembros del Opus Dei y que sacerdotes incardinados en diócesis pudieran incorporarse a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, respetando plenamente la dependencia del propio obispo. En 1982, ya fallecido el fundador, pero siguiendo un camino jurídico que él había preparado y deseado durante muchos años, el Opus Dei fue erigido por Juan Pablo II como Prelatura personal. La institución alcanzaba una configuración jurídica acomodada a la realidad de su espíritu y de su actividad.

A lo largo de sus prolongados años romanos –desde 1946 a 1975–, san Josemaría estimuló y guió la difusión mundial del Opus Dei. Se esforzó para que todos los fieles del Opus Dei, hombres y mujeres, recibiesen una sólida formación doctrinal, ascética y apostólica, que les permitiera santificar sus diversas profesiones y difundir, desde dentro de los más variados ambientes, el mensaje cristiano. La expansión internacional del Opus Dei fue muy rápida. En 1946 se extiende a Gran Bretaña, Irlanda y Francia y, en años sucesivos, a la mayoría de los países de Europa Occidental. En 1948 comienza la labor en México y en Estados Unidos, y poco después en gran parte del resto de las naciones americanas. A finales de la década de 1950 y comienzos de la de 1960 se inicia la presencia estable en Asia, en Oceanía y en África: Japón, Kenya, Filipinas. A la muerte de su fundador, el Opus Dei contaba con más de 60.000 miembros de 80 nacionalidades y de las más variadas profesiones y condiciones sociales. Numerosas personas se habían acercado a la fe católica o madurado en su vida cristiana, surgiendo multitud de iniciativas apostólicas docentes, benéficas o asistenciales, entre las que se cuenta la Universidad de Navarra (España), de la que san Josemaría fue el primer Gran Canciller.


Biblioteca Virtual

La biblioteca virtual del CEDEJ es el fondo bibliográfico más completo sobre la figura de San Josemaría y el Opus Dei.

Acceder