Época de Barbastro y Logroño

Josemaría Escrivá de Balaguer y Albás nació en Barbastro (Huesca, España) el 9 de enero de 1902. Su familia entronca, por ambas ramas, con la tradición cultural y cristiana de España, así como con la personalidad y las tradiciones de Aragón. Sus padres fueron José Escrivá y Corzán y María de los Dolores Albás y Blanc. De ellos recibió un claro ejemplo de fe y de piedad. En Barbastro fue bautizado y allí completó su iniciación cristiana. Fue alumno del Colegio de los padres Escolapios de Barbastro, donde cursó la enseñanza primaria y comenzó los estudios de Bachillerato, que terminó en el Instituto Nacional de Logroño. A esta ciudad se había trasladado la familia en 1915.

José Escrivá y Dolores Albás tuvieron una primera hija, Carmen (nacida en 1899), a la que siguió Josemaría y luego otras tres hermanas. Los inicios de la década de 1910 fueron un periodo de prueba para la familia, al fallecer las tres hijas menores y sufrir un duro revés económico que provocó la marcha desde Aragón a la cercana Rioja. Todo ello dejó huella en Josemaría, pero no agrió su carácter.

Siguió siendo un joven espontáneo y abierto, que proseguía con aplicación sus estudios. Con 16 años, al contemplar las huellas dejadas por un carmelita descalzo al caminar por las calles nevadas de Logroño, en un día de un crudo invierno, sintió como un aldabonazo en su alma.

Comenzó entonces a sentir que Dios quería algo de él. Pero no sabía qué era. Así que decidió abandonar el proyecto de estudiar Arquitectura para hacerse sacerdote. Estaba persuadido de que así estaría disponible del todo para lo que Dios quisiera de él. Siguió un largo periodo de fe y de oración intensas. Repitió durante años: "¡Señor, que vea! ¡Señor, que sea! ¡Señora, que sea!". Eran unas jaculatorias que mostraban su vida de oración confiada y su firme determinación de hacer lo que Dios quisiera.


Biblioteca Virtual

La biblioteca virtual del CEDEJ es el fondo bibliográfico más completo sobre la figura de San Josemaría y el Opus Dei.

Acceder