Lo que aprendí de Don Álvaro sobre la empresa

Gonzalo Diéguez Cuervo

Resumen


Lo que aprendió el autor de don Álvaro d´Ors sobre la empresa se remonta a una conferencia impartida por éste en la Universidad de Santiago a fines de la década de los sesenta, si bien su argumento lo reprodujese sucesivamente en otras publicaciones hasta los primeros años del 2000. En sustancia, las “Reflexiones” -que así comenzaba a intitularse la conferencia- consistían en una crítica a las sociedades mercantiles de capital, las cuales, al detentar personalidad jurídica, descartaban de ésta a la empresa a la que daban nombre, y con ella, a todos sus trabajadores. Una reforma de este statu quo solo podría tener lugar con la exclusión, de la falseada “sociedad”, de sus inversores, ya no “socios”, sino simples prestamistas. Por el contrario, socios lo serían aquéllos trabajadores que lo requiriesen, precisamente por sentirse estimulados por prestaciones que la empresa podría ofrecerles con la eventual ayuda subsidiaria del Estado. De este modo, la empresa recuperaría una libertad y una personalidad que había perdido en favor del capital, lo que facilitaría su conceptuación laboral en detrimento de la mercantil que hoy la domina.

Palabras clave


sociedad anónima; prestamistas; arrendamiento de trabajo; cooperativas de producción; trabajadores socios

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.15581/011.74.189-201

Licencia de Creative Commons
La revista Persona y Derecho se publica bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.

Facultades, Escuelas y otros centros de la Universidad