Skip to Content
Universidad de Navarra

MÁS Y MEJOR QUE GOOGLE

La Biblioteca de la Universidad de Navarra cuenta con más de 60 trabajadores, miles de historias y, sobre todo, más de un millón de libros. Además, la Biblioteca -centro neurálgico del campus- se transforma, al igual que lo hace la Universidad, hacia un modelo más habitable y cómodo.

Lina Alemán (Donaciones Bibliográficas), Inmaculada Pérez (departamento Web), Víctor Sanz (director de la Biblioteca) e Inmaculada Setuáin (departamento de Catalogación) son una pequeña parte de la plantilla de 60 trabajadores y son quienes han puesto voz a este reportaje.

 

Por Ana Delgado Barragán

Desde que en el siglo XI se fundó en el sur de Italia la Universidad de Bolonia, las universidades han sido el centro neurálgico del saber, donde alumnos y maestros se reunían para compartir y transmitir el conocimiento. Ese conocimiento se venía guardando, tradicionalmente, en las bibliotecas, que proviene del griego βιβλίον ('biblíon' «libro») y θήκη ('théke' «armario, caja»). Es decir, una biblioteca es un armario donde se guardan los libros.

Sin embargo, esta concepción clásica de la biblioteca hoy parece ser insuficiente. Las bibliotecas universitarias se han convertido en el centro del campus, donde los alumnos, investigadores y profesores pasan la mayor parte del tiempo. Estudiando, pero no sólo eso; sino, también, desarrollando la ‘vida universitaria' que transciende más allá de los libros.

El pasado 19 de noviembre el profesor Alejandro Llano inauguró, en una sesión informal, el nuevo hall de la Biblioteca antigua. Esta modificación responde al deseo de la Biblioteca y de la propia Universidad de crear espacios en los que los alumnos se sientan cómodos y puedan, no sólo estudiar, sino también charlar, aprender, crear, compartir…

El profesor Llano daba un consejo a todos los que pasan por la Universidad: "No paséis vuestros años de aprendizaje sin romperla ni mancharla. No digáis: no voy a la Biblioteca no vaya a ser que la desordene, a lo mejor hago ruido y molesto. No digáis que la Biblioteca es para los sabios." El que fuera rector de la Universidad animó a todos a vivir la Biblioteca, a estudiarla y a leerla. A no contemplar la Biblioteca como un edificio más, sino como el edificio donde todo lo que se aprende en las aulas, se concentra y se encuentra al alcance la mano.

Algunas cifras

1.252.992 _
libros
232.252 _
libros electrónicos
2.329 _
puestos de lectura
334 _
días abrió la Biblioteca en 2013
138.176 _
préstamos en 2013
347 _
cursos de formación en 2013
6.723.602 _
descargas durante 2013
10.000 _
ejemplares adquiridos cada año
20.000 _
ejemplares donados por particulares o entidades

En la llamada sociedad de la información, la Biblioteca parece solo un lugar físico. Sin embargo, Víctor Sanz, director de la Biblioteca de la Universidad, explica que frente a plataformas como Google, que proporcionan la información en "bruto", las bibliotecas y los bibliotecarios la seleccionan en función de las necesidades de cada usuario, para disponer de ella mejor y con mayor precisión. "La tarea de un bibliotecario se parece más a la de un detective, porque busca información, que a la de un almacenista, que se dedica solo a amontonar libros y entregarlos a los usuarios", sentencia Sanz.

Notice

This site uses proprietary and third party cookies to enhance your user experience and show content related to your preferences. By using this website you consent to our use of cookies. For more information on cookies see our cookie policy.

Agree