Las razones del ateísmo

El profesor Miguel Pérez de Laborda dirigió el seminario organizado por el grupo de investigación Ciencia Razón y Fe (CRYF) de la Universidad de Navarra

Descripcion de la imagen
El profesor Miguel Pérez de Laborda en un momento del seminario. FOTO: Manuel Castells

Ver vídeo de la sesión

24/03/14 11:47 Fina Trèmols

Miguel Pérez de Laborda, profesor ordinario de Metafísica de la Facultad de Filosofía de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma), explicó las razones que intentan justificar que Dios no existe. El ateísmo funda su negación de Dios en diversos tipos de argumentos. Normalmente son argumentaciones a posteriori, en las que se pretende probar que la existencia de Dios es incompatible con algún fenómeno conocido: el mal o la libertad humana, por ejemplo.

Otras veces, la estrategia es indirecta: busca "desenmascarar" el origen de la idea de Dios; es decir, descubrir por qué el hombre "ha creado a Dios". Pero esas "razones" esconden muchas veces "motivos" menos racionales: una pretensión de libertad que se piensa alcanzar declarando a Dios inexistente, liberándose por tanto de su "dominio".

"Si Dios nos ha creado libres es porque Dios ha querido nuestra libertad. ¿Sería mejor vivir en un «show de Truman»?, planteó el profesor Pérez de Laborda. No serían posibles virtudes como la fortaleza o la solidaridad", afirmó.

"Hay quienes han querido eliminar a Dios porque si el mal existe, Dios no puede existir. Pero negando la existencia de Dios han caído en una especie de relativismo que niega la distinción entre el bien y el mal. Si el mal existe, Dios existe, porque el bien no puede existir si Dios no existe", continuó el profesor.

Miguel Pérez de Laborda concluyó que la carga de la prueba es de los creyentes; "somos nosotros quienes tenemos que demostrar que Dios existe. Si nadie les convence de lo contrario, al final todo el mundo se queda con su posición de partida".